25/06/2017

Tips para el smoothie perfecto

Los batidos cargados de nutrientes están más de moda que nunca. Con estos consejos podemos preparar el smoothie perfecto en solo 5 pasos!
Tips para el smoothie perfecto

Un smoothie es una bebida con propiedades saludables de la que nos podemos beneficiar no sólo en verano, sino durante todo el año. Estos nutritivos batidos se pueden hacer con cualquier fruta o verdura, e incluso mezclando ambos. También se les suele añadir hielo antes de batir los ingredientes para que resulten más refrescantes o incluso lácteos o helados.

La principal diferencia que existe entre los jugos y los smoothies es que a estos últimos se les añade la fruta con piel y pulpa, lo que les da una consistencia más espesa y mantiene intacta la cantidad de fibras y nutrientes, además de contribuir a mantenernos hidratados.
 

Claves para un smoothie en 5 pasos

Para hacer un smoothie sólo necesitamos una batidora de vaso o de mano, y podemos tenerlo en 5 pasos:? 

1: Poner en la batidora una base líquida

Para evitar que las cuchillas de la batidora se deterioren se recomienda echar en primer lugar el líquido base del smoothie. Podemos usar agua, leche (animal o vegetal - soja, almendras-), yogur o incluso té. 

Con un vaso puede ser suficiente para una ración; no debería quedar ni muy líquido, ni con una consistencia que necesite cuchara. Siempre podemos añadir más líquido tras comprobar cómo queda la mezcla una vez que haya pasado por las cuchillas.

Tip: si las frutas que vamos a echar posteriormente son ácidas, como naranja, mandarina, pomelo, piña, kiwi, es recomendable añadir como base yogur, porque la leche puede cortarse y, aunque no resulta indigesto, puede darle un aspecto poco apetecible al smoothie.

 

2: Incorporar la fruta y/o verdura

En este paso debemos tener en cuenta las cantidades, porque aunque al triturar la fruta nos parezca poca cantidad, no solemos comer cinco piezas de fruta de una sentada. Es recomendable añadir la fruta al natural, bien lavada y pelada, o congelada (sus propiedades se mantienen intactas) y en cuanto a la textura, como va todo triturado, no se notará. Además, le aportará más consistencia al batido. Las más utilizadas son frutillas, bananas, frutos rojos, manzana, pera, piña, mango, naranja…, aunque todas son válidas y depende del gusto de cada uno. Eso sí, siempre deshuesadas.

Para los batidos hechos solo con verduras lo mejor es ir probando hasta dar con la mezcla y la consistencia que más nos guste. Las verduras más utilizadas son la zanahoria, las acelgas, las espinacas, el brócoli, la remolacha, el pepino, entre muchas otras. ¡Poné en marcha tu imaginación y probá nuevos sabores!
Tip: Para hacer nuestros smoothies más rápido lo ideal es congelanr las frutas ya cortadas y separadas en bolsitas con la cantidad para un batido. De esta forma, si optamos por un smoothie para el desayuno bastará con sacar la bolsita del congelador y echar su contenido en la batidora junto con el líquido base. En un momento tendremos un rico batido nutritivo que nos ayudará a empezar el día con energía.


3: Hielo

Si queremos que el batido nos quede bien fresco, además de la opción de congelar las frutas, también podemos añadir hielo antes de comenzar a batir. Es importante intentar que los cubitos sean lo más pequeños posibles para no dañar la batidora. Con unos tres cubitos de hielo podríamos estar, aunque esto depende del gusto, tengamos en cuenta que si le echamos mucho hielo podría reducirse la intensidad de los sabores.

Tip: Si ves que la batidora no tiene suficiente potencia como para triturar bien el hielo, podemos optar por meter los cubitos en una bolsa y darle unos golpes con un mazo para carne, o comprar hielo triturado.
 

4: Enriquecer el smoothie con grasas buenas

Las grasas saludables ayudan al cuerpo a absorber todos los nutrientes. Añadir un puñado de frutos secos como nueces, semillas de chía, girasol, almendras, pistachos, media palta, o una cucharada de mantequilla de maní. Los frutos secos tienden a espesar la mezcla, es importante tenerlo en cuenta a la hora de medir los ingredientes.

5: Extras y decoración

La presentación del smoothie también es importante. Para darle el toque final podemos poner en el borde del vaso un trozo de alguna de las frutas incluidas en el batido, o añadir algunas hojas aromáticas como menta o hierbabuena.

Tip: Para sorprender, podemos introducir láminas finas de frutas dentro del vaso, pegadas a los laterales, para que cuando sirvamos el batido las frutas se vean y le den un toque aún más visual y delicioso.

Listo! Sólo queda queda disfrutar del intenso sabor de nuestra combinación de smoothie preferida y beneficiarnos de todas sus propiedades. ¡Bon appétit!

Fuente: www.webconsultas.com

Otras Novedades

19/06/2019

Alimentos que potencian

07/06/2019

Frutos secos, aliados para el running

03/06/2019

Desayunos a puro sabor y color

29/05/2019

Alimentos que contribuyen a un buen sueño

15/05/2019

TropiTip: Usá palta en lugar de manteca!