29/03/2017

Helados naturales, sabrosos y refrescantes

Las frutas son alimentos ricos en vitaminas y aportan el agua y los azúcares necesarios para ayudarnos a pasar un poquito los días calor. Una manera divertida y saludable es ofrecerle a los más chicos, como alternativa a la fruta que comemos en el plato, un sabroso y refrescante helado de fruta natural como postre o en la merienda.
Helados naturales, sabrosos y refrescantes

Les compartimos algunas ideas para tener en cuenta a la hora de armar heladitos, con distintas alternativas, coloridas y sabrosas!

 

Palitos de agua y frutas frescas

Podemos elegir las frutas que más nos gusten, y aprovechar las que están en estación. Se pueden cortar en trocitos y ponerlas en moldes para helados, sólo con agua, quedan muy vistosos:

 

Helados cremosos multifrutales

Otra posibilidad es mezclar 1 litro de jugo de fruta, 1 yogur griego y un puñado de frutas cortadas en trozos para decorar. Mezclar el jugo y el yogur en la licuadora, verter la preparación en los moldes para helado (en su defecto podemos usar vasitos descartables) y decorar con la fruta que elegimos. Agregar un palito y llevarlo a la heladera hasta que estén listos para disfrutar!

 

Helados cremosos multicolores

Elegir las frutas que queremos usar y hacer jugo con todas ellas (las combinaciones son variadas y riquísimas), añadir una cucharada de limón y el endulzante que elijamos (cuanto más maduras estén las frutas que utilicemos, más dulces serán y necesitaremos menor cantidad de endulzantes …) Podemos usar cerezas, frutillas, naranjas, piña, kiwi, etc. La decisión de añadir agua a los jugos tendrá que ver con cuán cremosos queramos que sean nuestros helados. Para prepararlos ponemos la primera capa de jugo y congelamos los vasitos al menos media hora. Pasado este tiempo, ponemos la siguiente capa y repetimos el proceso de congelado. Así hasta completar las capas de distintas frutas que deseemos usar. -TropiTip: insertar los palitos al poner la tercera capa-. Una vez completadas las capas, dejamos los helados en el congelador, al menos seis horas.

 

Heladitos de fruta y yogur
 

Una receta muy fácil de preparar. Lo único que necesitamos es un yogur, la mermelada que más nos guste y frutas frescas. Ponemos un poco de mermelada en el molde o vaso en el que queramos hacer nuestros helados de yogur. A la mermelada debemos añadirle un poco de agua para que se afloje un poco y quede tipo miel.

Agregamos el yogur poco a poco, sin que la mermelada se mueva de la parte inferior en la que está, y colocamos la fruta que deseemos. Llevarlos al congelador hasta que estén completamente duros. Se desmoldan con agua tibia, así se irán desprendiendo de a poco.


Fuente: La chica de la casa de caramelo

Otras Novedades

09/10/2019

Jugos con frutas frescas

07/10/2019

#TropiTip: Smoothie de Kiwi

04/10/2019

Frutas frescas todos los días!!

27/09/2019

Cheesecake de frutillas!

25/09/2019

Mermelada de manzanas, limón y miel