06/11/2015

Deshidratador solar casero de alimentos

Existen varias maneras de realizar un proceso de deshidratación: algunas se emplean de manera industrial y otras las podemos realizar en casa. Entre las que se pueden realizar en el hogar, una de las más recomendables y sencillas es el SECADO SOLAR.
Deshidratador solar casero de alimentos

#snacksaludable

El secado solar de alimentos puede realizarse de forma directa (colocando los alimentos a la luz del sol, con algunos recaudos para cada tipo de fruta, vegetal o seta), o con un deshidratador solar como el que mostramos a continuación, que seca los alimentos mediante la combinación de la energía del sol y la corriente de aire.


Materiales

  • Una o varias placas de madera delgada de las cuales se puedan cortar varias piezas (cuerpo y estantes)
  • 4 tablones de la altura que queramos que tenga el secador (patas)
  • 4 varas más delgadas (sostendrán las patas entre sí)
  • 10 tacos de madera (apoyos y soportes del estante de secado)
  • 4 varillas para apoyar los estantes
  • Un marco de ventana pequeño o similar
  • Una losa adecuada de plástico transparente
  • Una pantalla (para cubrir los respiraderos)
  • Un trozo de tela elástica absorbente
  • 2 bisagras
  • Tornillos
  • Grapas
  • Un "Hook & String" o algún tipo de sujetador para la puerta trasera.
  • Termómetro


Procedimiento

1. Cortar o consiguir todas las piezas de madera necesarias. No deben ser exactamente las que dicen las instrucciones, sino que conviene adaptar el modelo a la ventana de uno y a las maderas de desecho que podamos conseguir.

   Construir la base: unir las cuatro tablas más largas entre sí, como un cuadrado, con las varas finas, atornillándolas.

4. Colocar encima una base cuadrada de madera fina. Para este momento ya debemos tener listas todas las piezas del cuerpo del deshidratador (tapa trasera, laterales y tapa superior).

   Encastrar y atornillar las piezas de la caja. Antes, colocar en ellas las piezas necesarias para que los estantes luego se deslicen.

 

5. Colocar cuatro tacos en el interior para sostener un estante, y apoyar un estante de madera fina encima (sin necesidad de atornillarlo, ya que puede resultar más sencillo poder retirarlo para colocar los alimentos). 

6. Cubrir la base interior con la tela absorbente, que recogerá restos de agua.

7. Con un marco de ventana o similar, el plástico transparente y grapas, construir la superficie por la que pasará el sol.

8. Cubrir con papel oscuro las superficies interiores para que absorban el calor.

    Montar el marco con el plástico en el soporte que hemos armado, utilizando las bisagras.

 

Utilizar el gancho para cerrar y abrir el deshidratador para colocar dentro la fruta

Agrega unos tacos a los pies para que pueda sostenerse sobre el suelo sin balancearse.

¡Listo!

¿Cómo utilizarlo?

Para utilizar este deshidratador se necesita que haya sol pero, a diferencia del secado al aire libre, no es necesario que la temperatura sea elevada ni que el clima sea seco.

Simplemente debe colocarse la fruta o vegetales cortados en rebanadas dentro de la cámara de secado, y esperar. Dependiendo del clima de la zona en que vivimos, el proceso puede demorar horas, o un par de días. También dependerá de la estación del año.

¡No te olvides de probar el tiempo de secado necesario para cada variedad de frutas o verduras!


Fuente: La Bioguía

Otras Novedades

19/06/2019

Alimentos que potencian

07/06/2019

Frutos secos, aliados para el running

03/06/2019

Desayunos a puro sabor y color

29/05/2019

Alimentos que contribuyen a un buen sueño

15/05/2019

TropiTip: Usá palta en lugar de manteca!